El origen de los sueños y los números de la quiniela

 

A medida que el juego crecía ilegalmente en Argentina, también crecían las acciones de control por parte del estado para terminar con la modalidad clandestina. Es así que las personas que se encargaban de pasar o levantar las apuestas de quinielas, debían acudir a todo tipo de artificios y engañifas para ocultar este modo de vida a las autoridades. Muchos pasadores desarrollaban el don de la buena memoria, acordándose los números de las apuestas, ya que llevar anotaciones en papel entrañaba el riesgo de que, al ser interceptados por la policía, se develara su ilegal actividad.

Ante la necesidad, tanto de los pasadores como de los apostadores, de encontrar nuevas formas de engaño y disimular la real finalidad de las apuestas, surge un artificio que ya es parte de la magia de la quiniela: la tabla de los sueños y los números de la quiniela. Esta tabla no es nada más ni nada menos que una forma de “codificar” los números apostados y asociarlos con elementos de la vida diaria que son fáciles de recordad por las personas que participan en las jugadas. Los huevos (00), el loco (22), la yeta (13), el Cristo (33) son significados fácil de recordar y asociar con su respectivo número. Sin embargo pueden existir diferencias entre significados para un mismo número, obviamente por el hecho de que las personas les daban significados que no siempre seguían un mismo criterio. Con el transcurso del tiempo y a medida que su uso se hizo más popular, se fue creando un consenso acerca de la interpretación correcta para cada uno de los números.

Pero la traducción de los sueños a números no fue creada solo por la mera imaginación de quienes la utilizaban. En realidad es una transformación criolla de la tabla napolitana llamada Smorfia. La Smorfia (palabra que deriva de Morfeo, el dios griego de los sueños) ofrece una orientación al soñador para interpretar correctamente aquello que ha soñado y tenga la posibilidad de acertar los números de la lotería. Esta especie de diccionario, vino a esta parte de América de la mano de los inmigrantes y fue transformando poco a poco su significado, incluso se completaron los significados de los 10 últimos números ya que la Smorfia solo contemplaba los 90 números del Lotto italiano.

BLOG DE LA QUINIELA