Los juegos de azar por Internet

 

La modalidad online se impone

Impulsados por el avance de la tecnología en materia de telecomunicaciones, los juegos de azar por internet nos invaden constantemente, ofreciendo tantas alternativas y formas de jugar que sería difícil hacer una lista exhaustiva de los juegos disponibles. Póker, tragamonedas, bingo, apuestas de fútbol y deportes en general, blackjack, carreras de caballos, ruleta y slots de todo tipo, son algunos de los “entretenimientos” que ofrece esta industria que mueve miles de millones en todo el mundo.

Los juegos de azar por internet existen desde 1996, año en el que Finlandia habilitó el primer juego a través de la red de redes. Desde aquel momento hasta la actualidad esta modalidad de apuestas ha crecido exponencialmente, incluso en Argentina. Sin embargo, en el país no existe una ley que regule la comercialización de esta clase de apuestas, quedando en manos de cada provincia la potestad para otorgar los permisos para la explotación de estos juegos. Por lo tanto, cualquier empresa que comercialice apuestas online fuera del territorio donde obtuvo los permisos, estaría ejerciendo una actividad ilegal.

¿Que son los juegos de azar por internet?

Para que el juego pueda ser considerado online o por internet debe darse la condición de la utilización de una conexión remota que emplea el jugador para hacer sus apuestas. Esta conexión generalmente es a través de Internet, pero también son considerados online los juegos a través de teléfonos fijos, celulares, radio, televisión interactiva y otras formas de comunicación. En esta comunicación no existe intermediario, es decir que la apuesta la realiza directamente el jugador sin intervención de otras personas. Todos los juegos se basan en la realización de apuestas. Una apuesta es una situación de juego en la que el apostador arriesga determinadas cantidades de dinero sobre el desenlace de un acontecimiento previamente definido cuyo resultado es desconocido, azaroso e independiente del jugador. Algunos ejemplos de apuestas típicas son: el resultado de un partido, el desenlace de una carrera de caballos, el número que saldrá a primera en un extracto, la aparición de símbolos iguales en un slot, la decena que saldrá en la ruleta, etc.

Para jugar a un juego por internet, las empresas suelen implementar la misma operatoria. En primer lugar se debe crear una cuenta en la página o sitio web que ofrece las apuestas, allí se piden ciertos datos obligatorios como el nombre, la edad, ubicación geográfica, etc. y generalmente un nombre de usuario que identificará al jugador dentro del sitio web. También es necesario indicar el método de pago que se utilizará para comprar créditos o fichas para jugar, los medios de pago habituales son las tarjetas de crédito y débito, transferencia bancaria, tarjetas prepagas, Paysafecard, PayU, etc. Si se obtienen ganancias las empresas pueden realizar una transferencia al apostador, transformar en crédito el dinero obtenido o enviar un cheque.

Los motivos del éxito del juego por internet

Es indudable que la tecnología ha invadido y revolucionado cada uno de los aspectos cotidianos de nuestra vida: desde las telecomunicaciones que permiten conectarnos en tiempo real con cualquier persona en cualquier lugar del mundo en donde se encuentre, pasando por las redes sociales que nos permiten interactuar virtualmente con personas que de otro modo nunca tendríamos contacto alguno, y la enorme cantidad de dispositivos conectados a Internet que nos ofrecen servicios que creemos “fundamentales” para la vida (por ej.: Smartphone, GPS). En este contexto, el desarrollo y auge de los juegos por internet debe verse como un proceso natural en el que las nuevas tendencias y hábitos de los usuarios impulsan nuevas demandas que deben ser atendidas.

Ventajas

La principal ventaja que encuentran los jugadores al jugar por internet, es la comodidad de jugar desde cualquier lugar, ya no es necesario desplazarse hasta un casino o una sala de juegos para pasar disfrutar de un momento de ocio. Esto implica que no hay gastos en transporte y no se insume tiempo ni esfuerzo en llegar al casino. También es posible jugar en cualquier momento del día ya que funcionan las 24hs todo el año. Otra ventaja que encuentran los jugadores es que el acceso a los diferentes sitios web es sencillo y no se requiere contar con dispositivos costosos para jugar. La mayoría de los sitios permiten acceder a los juegos a través de cualquier dispositivo: tablet, smartphone, notebook, etc.

Otro motivo que atrae a los jugadores es la innumerable cantidad de juegos. Cada vez se incluyen más variedades de juegos de azar, tal es así que muchos de estos juegos no es posible encontrarlos en los casinos reales. Pero no sólo existen juegos de azar sino que también se encuentran los tradicionales juegos de mesa como el dominó, el parchís, la oca, etc.

La forma de pago es una ventaja con respecto a los casinos reales. En los juegos online se dispone de una amplia gama de medios de pago que pueden adecuarse a las posibilidades de cada jugador. Aquí no se maneja dinero físico, el dinero utilizado es electrónico.

Entre muchas otras ventajas que ofrecen los juegos online podríamos enumerar:

  • Privacidad y discreción ya que nuestros datos no serán divulgados

  • Posibilidad de acceder a juegos favoritos y opciones que previamente se han personalizado

  • Conocer gente y establecer contacto a través de las redes sociales de cada sitio ofrece

  • Posibilidad de leer las reglas e instrucciones de los juegos antes de jugar

  • Jugar en modo de prueba antes de apostar dinero real

Los problemas del juego por internet

Evidentemente los juegos online presentan muchas ventajas con respecto a lo que pueden ofrecer los juegos en los lugares tradicionales. Pero no todo es color de rosa. La gran cantidad de ofertas y posibilidades para jugar que tienen los jugadores a disposición, sumado a la extraordinaria campaña publicitaria a la que recurren las empresas que comercializan los juegos, y con el agravante de que la legislación actual no alcanza para regular completamente esta actividad, entraña una serie de problemáticas que no deben soslayarse.

Desventajas

En principio, no se puede decir que el juego sea malo de por sí, el problema se presenta cuando existe una cantidad exagerada y desmedida de ofertas para jugar y sin ningún tipo de restricción. Esto representa un riesgo latente para aquellas personas que padecen conductas compulsivas o bien que intentan salir de alguna depresión o adicción. Al ser una modalidad tecnológica, los más propensos a este tipo de riesgos son los más jóvenes, quienes dominan y conviven gran parte del día con esta tecnología.

En el juego online es mucho más difícil que las empresas puedan verificar que una persona sea quien dice ser. En estos sitios una persona puede crear una cuenta ingresando los datos de una tarjeta de crédito activa, por más de que él no sea el auténtico dueño.

La falta de legislación adecuada para que el Estado tome el control de este tipo de juegos, también acarrea problemas. Sin este control, los jugadores no cuentan con las garantías que permitan asegurar la transparencia y el efectivo cobro de los premios en caso de resultar ganadores. Por otro lado, si el Estado no cobra impuestos, no se perciben ganancias por la explotación de estos juegos y los fondos no pueden destinarse a fines sociales. Y para finalizar, sin el Estado detrás, las empresas no velan por el cumplimiento de ninguna política de juego responsable.

BLOG DE LA QUINIELA